UGT demanda por conflicto colectivo a la empresa pública SRECD por fraudulentas contrataciones directas de personal

UGT ha interpuesto una demanda por conflicto colectivo contra la empresa pública Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD) por contrataciones directas de personal fraudulentas que no se ajustan a los principios de igualdad, mérito y capacidad de su naturaleza jurídica pública y no cumplen con los acuerdos laborales suscritos en la propia sociedad.

Según aclara Rodolfo Higuera, secretario general de la sección sindical de UGT en la SRECD, empresa pública dependiente de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria que lleva 15 años sin convenio colectivo, “llevamos denunciando desde hace mucho tiempo la falta de personal por necesidades estructurales y no excepcionales o temporales como dice la empresa, que además recurre a contratar directamente esos puestos temporales y sin convocar las bolsas de empleo destinadas para ello”.

Higuera matiza que “a día de hoy hay 22 categorías profesionales que nunca han tenido bolsa de empleo e incluso hay varias de estas bolsas de empleo en vigor que, según reconoce la propia empresa, necesitan ser ampliadas desde hace años”.

“La SRECD argumenta que realiza contrataciones directas de personal por razones de excepcionalidad cuando realmente corresponden a necesidades laborales que se repiten año tras año, lo que reafirma una práctica fraudulenta en el contenido y en las formas porque ni son temporales ni pueden cubrirse como hace la empresa sin contar con las bolsas de empleo”, agrega el secretario general de la sección sindical de UGT en la empresa pública.

Higuera recuerda que “llueve sobre mojado” porque “recientemente el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha dictado una sentencia judicial que reafirma la condición de indefinido no fijo de un trabajador que había sido contratado de manera temporal con esta manera fraudulenta utilizada por la SRECD para cubrir actividades que no son excepcionales y que se repiten todos los años”.

“Lo peor de todo es que trabajadores y trabajadoras se han dirigido a la empresa en varias ocasiones para denunciar su situación de precariedad laboral y abandono sin obtener respuesta alguna”, denuncia el sindicalista, que pone como ejemplos recientes las quejas de guías culturales, personal de atención al público o de las plantillas de la Biblioteca Central o del Archivo Histórico Provincial de Cantabria “que se han visto mermadas en los últimos años”.

Casi el triple de temporales que el máximo legal

El secretario general de la sección sindical de UGT en la SRECD recalca que “nos estamos refiriendo a una empresa pública, que debería dar ejemplo y no todo lo contrario”, tras destacar que “lo único que hace la SRECD desde hace mucho tiempo es consolidar la falta de personal, la sobrecarga de trabajo y una precariedad laboral con más de un 20% de empleos temporales que incumple la Ley de Estabilización del sector público y casi triplica la tasa de temporalidad por debajo del 8% que estipula”.

Higuera añade que “esta precariedad laboral cronificada y la sobrecarga de trabajo incentivan más que nunca las bajas por estrés o las licencias sin sueldo, lo que agrava aún más el problema” y reitera que “ya de por sí es alarmante que una empresa pública lleve 15 años sin un convenio colectivo que evitaría la creciente desigualdad que hay en la plantilla”.

“Existe una necesidad incuestionable de personal tanto para los servicios habituales y para los nuevos y este déficit de plantilla se está agravando porque se amortizan las plazas y no se cubren las vacantes, las bajas, las excedencias o las licencias; con todo lo que ello implica en la calidad del servicio prestado por la SRECD”, comenta el delegado de UGT.